Aviso de privacidad
  • KINDER

  • SECUNDARIA

  • PREPARATORIA









Educar la mente sin educar al corazón No es educar en lo absoluto
Avisos
#SoyAnahuac
Articulos de interes
1 2 3 4
  • content 1
  • content 2
  • content 3
  • content 4
  • Efemérides Religiosas


Los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola son, el método de perfección espiritual que más ha influido en la historia moderna del cristianismo. Basado en la reflexión sobre el sentido de la vida, desde hace más de cuatrocientos cincuenta años ha animado a millones de almas a dedicarse a las obras de mayor servicio divino y de mayor utilidad espiritual para el prójimo. El mes de marzo de 1896, fray José Sánchez Primo, guardián de los Frailes Menores de San Miguel de Allende, en la República Mexicana, organizaba por primera vez en la población una tanda de ejercicios de encierro para señoras. Entre las que acudieron se encontraba una viuda joven: María del Refugio Aguilar de Cancino. Durante esos días la señora Cancino examinó atentamente su interior, repasando los acontecimientos de su vida hasta ese momento. Nacida en San Miguel de Allende el 21 de septiembre de 1866, la mayor de ocho hijos, aprendió en el hogar a leer y escribir y adquirió los atributos propios de las amas de casa de su tiempo. En noviembre de 1886 contrajo matrimonio con Ángel Cancino, recaudador de impuestos y hombre de ideas liberales, cuya amistad con algunos políticos prominentes le auguraba una carrera exitosa como servidor público. Tuvieron un hijo, Àngel. A los dos años de casados cambiaron su residencia a Toluca, en donde nació una niña, a quién pusieron los nombres de Refugio Teresa. Semanas más tarde, en febrero de 1889, falleció Cancino de una pulmonía fulminante. Con tan sólo veintidós años de edad, María del Refugio había quedado viuda y con la grave responsabilidad de dos pequeños a los que tenía que educar.